Honor a quien honor merece

“Honor a quien honor merece”, fue una de las frases más escuchadas en la solemne ceremonia de homenaje al Mtro. David Efraín Gómez Fuentes, Rector saliente del Instituto de Estudios Superiores de Tamaulipas, y que tuvo lugar el pasado 21 de diciembre en el Gimnasio Dr. Burton E. Grossman.

Las lágrimas, la emoción, los recuerdos, la camaradería y la historia de triunfos del Mtro. Gómez y su relación con el Instituto de Estudios Superiores de Tamaulipas estuvieron presentes. Un gran número de amigos, familiares, académicos, directivos y asociados del IEST acudieron a este homenaje para reconocer los logros de un gran hombre, que ha dirigido los destinos de una importante institución y que está próximo a jubilarse.

El Mtro. Germán Wiedmer Trejo, Director de Pastoral y Asuntos Estudiantiles, condujo la ceremonia; a él correspondió presentar a quienes ofrecieron mensajes de felicitación al homenajeado. Ellos fueron: Eduardo Burgos Cruz, alumno; Orlando Domínguez del Ángel, del personal operativo; Mireya Castelán Aguilar, del personal secretarial; Adriana Lorena Chaix Pier, egresada; María de los Ángeles Romero Chávez, profesora de Preparatoria; Héctor Eduardo Meléndez Salgado, Vicerrector de Desarrollo y Educación Media Superior; María Isabel Gómez Castro, hija del homenajeado; José Manuel Haces Zorrilla, asociado fundador y José Luis Terán Álvarez, Presidente de la Asamblea de Asociados del IEST.

La segunda parte de la ceremonia consistió en la proyección de un video de felicitación al Mtro. Gómez, por parte de todo el personal ejecutivo. Acto seguido, con la emoción reflejada en el rostro, el homenajeado tomó la palabra y agradeció las muestras de cariño de los presentes, diciendo no sentirse merecedor de tanto homenaje, siendo consciente que solo cumplió con su deber. Posterior a esto, el Mtro. Jorge Barrón de la Rosa, Vicerrector Académico entregó un reconocimiento al Mtro. Gómez, mientras un poco de pirotecnia se encendía en el escenario.

El evento concluyó con el video de la canción “Por la fe y la razón”, compuesta expresamente para la ocasión, y el brindis que tuvo lugar en las instalaciones del Gimnasio Dr. Burton E. Grossman. La sorpresa de la noche fue la aparición de un mariachi, que alegró a todos los presentes.

Share this post