Somos un equipo, una familia

Parte fundamental de nuestra labor se centra en el conocimiento y la cercanía con la familia, entendida como espacio y principal escuela de los niños y jóvenes, es ahí donde empieza la formación del corazón. Propiciamos espacios de convivencia entre padres e hijos, y fomentamos oportunidades para conocer a otras familias que buscan educar a sus hijos con los mismos principios y valores.

Como equipo, compartimos la responsabilidad, ofrecemos a las familias herramientas de formación para que unidos, padres y bachillerato, logremos que sus hijos se fortalezcan desde dentro para poder enfrentar al mundo.

Formación Uno a Uno

Parte fundamental de nuestra formación es lograr entender a cada alumno en su pasado y su presente. Teniendo un panorama completo desde todos los ángulos de las circunstancias y las capacidades de cada uno, logramos con un trabajo muy cercano, potenciar sus habilidades, ayudarle a vencer las barreras y guiarlo dentro de un entorno sano.

Sólo conociendo al alumno podemos realmente acompañarlo en la aventura de su formación, para que motivándolo constantemente logre alcanzar la verdadera felicidad.

Formación Católica

Fomentamos una formación espiritual sólida, mediante la cual nuestros alumnos sienten la alegría de conocer a Dios y se hacen amigos de Jesús y María, quienes los quieren y los cuidan. Este conocimiento y cercanía con Dios les ayuda a darse cuenta de aquello que es realmente importante en la vida, se hacen conscientes de la realidad del mundo actual y desarrollan un sentido de trascendencia en la ayuda a los demás.