Skip to main content
vacaciones sin olvidar a Dios

Cinco tips para tener unas buenas vacaciones sin olvidar a Dios

Si eres estudiante, el mes de julio seguramente es el que más disfrutas, no tanto porque haya alguna fiesta que celebrar, sino porque es el mes en el que suelen comenzar las tan esperadas vacaciones de verano. Un periodo en el que puedes olvidarte, al menos un par de semanas, de todas las preocupaciones escolares y disponer de tu tiempo para descansar.

Además, si eres una persona que busca cultivar su dimensión espiritual, seguramente te ha sucedido en más de una ocasión que, por querer “descansar”, terminas descuidando o prácticamente olvidando tu relación con Dios durante las vacaciones.

Por ello, te compartimos algunos tips para no olvidar a Dios durante las vacaciones:

  • Haz un horario e incluye a Dios:

Un horario sencillo te puede ayudar a dedicar tiempo a las cosas realmente importantes, como lo son el descansar, el pasar tiempo con la familia y con los amigos, leer, hacer ejercicio o hacer oración.

Reserva cada día un pequeño espacio de tiempo para dedicar a la meditación u oración mental. No importa si son cinco, diez o quince minutos, lo importante es que conectes con Dios. Te aconsejo que sea al despertar ya que, al avanzar el día, será más difícil que encuentres un momento de calma, sobre todo cuando estás de viaje en plan turístico.

Si te sirve, puedes escuchar el podcast “¿Qué haría Jesús?” o “Meditación del día” donde podrás encontrar audios breves que te ayudarán a poder meditar.

  • No dejes de ir a misa:

Cuando vamos de vacaciones a otra ciudad, solemos averiguar cuáles son los lugares que no podemos dejar de visitar. Los mejores restaurantes, las zonas arqueológicas cercanas, museos o ferias que puedan ser de tu interés o el antro de moda. Pero casi nunca investigamos cual es la Iglesia más cercana ni sus horarios de celebraciones.

Te sugiero que descargues en tu celular la app “Horarios de Misa”, la cual te mostrará las Iglesias Católicas cercanas a tu ubicación junto con la información de los horarios de misa en cada una de ellas. De esta manera no tendrás pretextos para no ir.

  • No dejes la Biblia en casa:

La Biblia es el libro más vendido de todos los tiempos. Si nunca la has leído date una oportunidad, no te vas a arrepentir de toda la riqueza para tu vida que vas a encontrar. Sin embargo, cuando salimos de vacaciones, solemos dejarla olvidada.

Te recomiendo que compres una Biblia de bolsillo, te sorprenderá los tamaños tan prácticos que puedes encontrar, para que la puedas llevar contigo. Si prefieres también puedes descargar la app “Appostolica” la cual, entre muchas funciones, tiene la versión digital de la Biblia. No importa que versión prefieras, lo importante es que aproveches para leerla y meditarla un rato cada día.

  • Ten siempre a la mano un buen libro:

Este tip me ha servido tanto para tiempo de vacaciones como para el tiempo ordinario. Te sorprenderías cuantos momentos hay durante las vacaciones para una buena lectura. Hay libros muy cortos que puedes terminar únicamente dedicando el tiempo que dura tu viaje, ya sea en avión, en autobús o carro (siempre y cuando no seas el que va manejando).

A continuación, algunas libros espirituales breves que podrían ser de tu interés:

No importa si saldrás o no de tu ciudad, te invito a que, un tiempo de tus vacaciones, las dediques a ir a un lugar donde puedas apreciar la naturaleza. Ya sea un parque, un bosque, una montaña, un cenote o una playa, permítete disfrutar de la vista un momento y déjate maravillar por la belleza de la naturaleza.

Las Sagradas Escrituras nos dicen que “a través de la grandeza y de la belleza de las criaturas, se conoce por analogía al autor” (Sb 13, 5). Te sorprenderás de cómo a través de la contemplación de un paisaje puedes elevar tus pensamientos a Dios.

Como te comenté al principio, estos son algunos de los tips que me han servido para no olvidar a Dios durante mis vacaciones. Cuéntanos qué otros tips te han servido a ti.