Skip to main content
Regina Arandia

Regina Arandia Goettsch, Université du Luxembourg Esch - sur -Alzette, Luxemburgo

REFLEXIONES SOBRE MI EXPERIENCIA UNIVERSITARIA EN EL EXTRANJERO

Todo mundo te dice que irte de intercambio es de las mejores experiencias en la vida, y después de haber estado un año de intercambio puedo confirmarlo. Vivir sola fue una experiencia totalmente diferente a lo que estaba acostumbrada. La idea al principio suena increíble pero realmente te hace crecer porque te tienes que hacer responsable de absolutamente todo, desde tener cosas que comer para sobrevivir hasta acordarte que tienes que comprar jabón de la ropa, eso sí, sin olvidar que aún quedan las responsabilidades de ser estudiante.…

Lo me gustó muchísimo fue que, al haber personas de una cantidad inimaginable de países, puedes aprender palabras en idiomas diferentes o hasta palabras y frases que se usan en España y que en México las usamos con un significado totalmente diferente. Es impresionante que, en Luxemburgo, las personas hablan 3.8 idiomas en promedio entonces siempre encuentras la forma de comunicarte, normalmente en inglés con los estudiantes y francés en las tiendas. Antes de irme de intercambio no sabía nada de francés, que es el idioma principal en Luxemburgo porque es el que los habitantes del país prefieren, pero con la ayuda de mis amigos y compañeros de residencia alcancé a entender perfectamente todo lo que me dicen en francés, aunque hablarlo, honestamente todavía no se me da muy bien, por lo que estoy dispuesta a seguir con clases.

Luxemburgo es un país en el que normalmente no nos fijamos porque es muy pequeño, pero la Université du Luxembourg tiene mucho que ofrecer. Las clases ofrecen contenido muy interesante y aprendí muchísimo durante mi estancia, los profesores me enseñaron a utilizar herramientas de las que no sabía de su existencia y siempre intentaban hacer interesante la clase con actividades didácticas. Lo único que no me gustó, fue que en algunas de las clases solamente te hacen examen final, o sea que es la única calificación que recibes y no se promedia con nada más; siento que eso no refleja realmente los conocimientos adquiridos. Por otro lado, si eres una persona a la que le gusta viajar, como a mí, Luxemburgo tiene la ubicación perfecta porque está literalmente en el centro de Europa y eso permite que sea más fácil llegar a los demás países ya sea desde Luxemburgo o Bruselas y Frankfurt, aeropuertos que también ofrecen una cantidad enorme de vuelos. Al ser parte de ESN (Erasmus Student Network = personas que se encuentran de intercambio), puedes obtener una tarjeta que ofrece descuentos en distintas cosas, incluyendo vuelos de Ryanair.

Pero, como en todos los cuentos, hay partes que no se disfrutan tanto,despedirme en enero fue muy difícil, pero como me quedaba el año entero, tenía la posibilidad de ir a visitar a mis amigos en sus diferentes países en Europa; cuando fue más fuerte fue en julio, que ya regresaba a México definitivamente y habría una mayor distancia separándonos. Son procesos difíciles pero los recuerdos que llegué a hacer nadie me los quita y eso es, sin duda alguna, lo que vale la pena.