Egresado

egresado

Nora Beatriz Angel Fong y su deslumbrante trayectoria

Ingeniería Industrial para la Dirección 2014 Instituto de Estudios Superiores de Tamaulipas. International Lead in Production Planning, Robert Bosch Automotive Electronics, Germany.

Titulación en 2014

Mi ingreso al mundo laboral tuvo lugar cuando el IEST me dio la oportunidad de cursar el último semestre de mi carrera en Heidenheim, Baden-Wurttemberg. Al terminar mis estudios prolongué mi estancia en Alemania, para continuar con mis prácticas profesionales en Bosch, en el sector automotriz. Durante mi paso por esta empresa, su estrategia, estructura y disciplina me dejaron con ganas de seguir aprendiendo, por ello decidí aplicar para una posición como ingeniera en una de sus plantas en Ansbach, Bavaria.

En agosto de 2015 comenzó oficialmente mi vida laboral en el sector automotriz, donde actualmente continúo. Soy Ingeniera en Planeación Internacional de la Producción en MFI-BE, planta líder de AE-BE, subdivisión de Robert Bosch Automotive Electronics. Aquí tengo la fortuna de formar parte de un equipo internacional con ingenieros de Alemania, Australia, Hungría, República Checa, China e India.

A mis 25 años comencé a tener personal internacional a mi cargo, tarea que disfruto mucho y con la que aprendo diariamente. Trabajo y visito centros de desarrollo en Australia, Alemania y Estados Unidos, además de tener la oportunidad de colaborar directamente con nuestras plantas de producción en China, México, Rumania, Hungría e India, interactuando con mi equipo en inglés, español y alemán. Mi principal función es la planeación, coordinación internacional y gestión en todo lo que corresponde a manufactura en las líneas de producción para los nuevos proyectos de nuestra división, además del control de los principales indicadores de rendimiento en todo el catálogo de nuestros productos.

La solidaridad y el compromiso con los demás, la gratitud, la ética en el trabajo, la responsabilidad en muchos aspectos, fueron los principales valores que recibí en mi formación profesional, además del reforzamiento de la fe, que ya traía desde casa. Desde muy pequeña, con familia y amigos, en los colegios en los que estuve, participé en eventos para recaudar fondos y despensas para personas con escasos recursos, así como preparar actividades para personas de la tercera edad en asilos. En la universidad participé en eventos de acción social y dando clases de valores en escuelas. Sentir que puedes agregar un granito de arena y ayudar, es reconfortante.

Cada día existen nuevos retos y por supuesto el camino no ha estado libre de obstáculos, pero gracias a Dios, a la formación de mis padres y por supuesto a la formación integral que tuve oportunidad de recibir al estudiar en el IEST he logrado metas importantes tanto profesional como personalmente. Me encantaría motivar a todos los jóvenes que quieran aplicar para un intercambio o un trabajo en el extranjero, que no hay que dejar de intentar. Para alcanzar una meta se requiere mucho esfuerzo, planificación, voluntad, firmeza y constancia, pero principalmente, no debemos olvidar siempre poner todo en manos de Dios.