La democracia: causante de nuestro estancamiento económico

*Alejandra Jurado García

Que difícil es ser un joven del año 2005, si bien sin experiencia y visión respecto a las contiendas electorales nos tocará presenciar una de las más controversiales y decisivas con respecto al rumbo que tomará nuestro país a partir del año dos mil seis.

Después de leer varios artículos de la revista Nuestro país de diferentes ediciones y números del presente año, quiero realizar este ensayo como una recapitulación de ellos, uno de ellos titulado “De la división de poderes y el gasto del poder Ejecutivo” y el otro “Competitividad y productividad: mejorando el desempeño económico de México”.

Tal vez al leerlos no se entenderá de que manera puedo yo juntarlos en uno solo y poder analizarlos de manera efectiva, pero sin embargo, que yo creo que es el objetivo de esta materia, quiero reflexionar de que manera nos afecta a todos los mexicanos, tampoco hablaré directamente de las próximas elecciones presidenciales pero considero que para ejercer nuestro máximo derecho como ciudadano, que es el elegir a nuestros representantes, primero debemos de estar realmente informados de su repercusión de su trabajo.

Ahora, ¿Por qué la democracia?, pues bien en el articulo “Competitividad y productividad”, señala que siendo México un país en vísperas de prosperidad al igual que Corea, los dos se dispararon al mismo tiempo, México no ha tenido un crecimiento parecido al de Corea respecto a su constancia y precisión. También señalan que a partir de 1990 hasta la fecha la economía mexicana ha ido en aumento y predicen un futuro prospero para nuestro país, de acuerdo a estudios realizados.

Nuestras cifras han ido mejorando, viéndolo por una parte nuestra democracia nos ha salvado de los vicios de un solo partido en el poder.

Planeación a largo plazo es nuestra medicina, dosis: trabajo arduo todos los días.
Creo fielmente en la alternancia de partido en el poder, pero parece que no estamos preparados a salir todos por igual del agua. Refiriéndonos a mi segundo articulo “De la división de poderes”, ¿Qué nos quiere decir?, primero nos explica las dos formas de ver la repartición del poder: la primera, como fue el fin de la constitución, es que cada poder (legislativo, ejecutivo y judicial) realice sus tareas naturales, y la segunda forma se refiere que cada uno de los poderes tenga injerencia en las tareas de los otros.

El fin de la repartición del poder es que cada uno tenga su propia tarea, legislativo se encargue de la redacción y promulgación de leyes, judicial vela por el cumplimiento de esas leyes y el ejecutivo es la realización de todas las otras tareas del gobierno.
Que linda utopía seria que en realidad se llevara a cabo esto, sabemos que la mayoría de las cabezas en las cámaras no son del mismo partido que el presidente de la república, entonces que sucede, pues que el presidente propone su presupuesto (sin juzgar si es bueno o malo) y que hacen los contrarios; lo rechazan, y lo mismo que han venido haciendo desde el año dos mil, obstáculos, mas obstáculos y nos seguimos cayendo, concordancia señores es lo que pido.

No me siento preparada para juzgar, bien o mal, a nuestro presidente pero de algo si estoy segura, no nos ponemos de acuerdo, es ahí donde me pregunto, ¿acaso caeremos en ese juego sucio de rechazar a nuestra democracia y votar por un partido que cuenta con la mayoría de entes en las cámaras con la esperanza de ver resultados favorables, en la búsqueda de la unidad?

*Alumna de 3er. sem. de IQ en el IEST.