Pasar al contenido principal

Mensaje de la Rectora de fin de año 2020

21 Dic

Querida comunidad IEST Anáhuac:

Me dirijo a todos ustedes con alegría por estas vísperas navideñas, y al mismo tiempo por estar disfrutando  de un merecido descanso, después de un año con todo tipo de emociones, algunas hermosas y otras no tanto. Sin embargo,  disfrutaremos de estos momentos de calidez estando en compañía de nuestros seres queridos , o al menos haciéndonos presentes mediante un mensaje, una llamada o una nota, que nunca estarán de sobra, por el contrario, de igual manera alimentan el alma, pues lo valioso no es el objeto, sino quien está detrás de él.

Logramos concluir un nuevo semestre a distancia, obligados por la pandemia, y es justo reconocer el gran esfuerzo que hemos hecho todos en nuestra comunidad educativa del IEST Anáhuac. Alumnos, Profesores, Académicos, Administrativos, Ejecutivos, Personal Secretarial y Operativo. Todos hemos asumido el reto con un alto grado de profesionalismo y dedicación, con el único propósito de mantener la calidad educativa a pesar del confinamiento.

Agradezco el compromiso y el esfuerzo realizado por nuestros alumnos ante un panorama incierto y desconocido, por saberse adaptar a las circunstancias y superar todos los obstáculos. Es importante reconocer su valiosa labor y participación, a pesar de las limitaciones que representa trabajar a distancia, estamos más unidos que nunca.

Aprovecho este mensaje para recordarles que la Navidad no solo son las posadas con piñatas, la deliciosa cena, los árboles con ornamentos o los regalos con envoltorios brillantes. Su valor está en reunirnos para convivir con nuestras familias, para honrar el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo. Poner a prueba nuestra fe, caridad y esperanza en nuestro actuar, es necesario para contribuir a construir un mundo mejor.

No perdamos la humildad, seamos agradecidos con lo que Dios nos ha brindado, y mantengamos la convicción de que vendrán tiempos mejores. Confiemos en que cuando termine la contingencia, regresaremos con más fuerza, con más alegría, con más amor. Y seguramente  valoraremos más nuestra vida y convivencia. Deseo que el 2021 sea un mejor año lleno de bendiciones para cada uno de ustedes y sus seres queridos. ¡Felicidades!

 

Dios los bendiga siempre.

Con cariño,

Gloria Laura Septién Crespo

Rectora

 

 

P.D. Los extrañamos, cuídense otra vez, como al principio.

Compartir