Ing. Francisco Martínez, mexicano en la escena tecnológica de Silicon Valley. | IEST Anáhuac
 
Pasar al contenido principal

Ing. Francisco Martínez, mexicano en la escena tecnológica de Silicon Valley.

Conoce la trayectoria de nuestro egresado de Ingeniería en Mecatrónica, 2010.

 

LOS INICIOS COMO PROFESIONISTA

Durante un año estuve haciendo prácticas profesionales en MG Polímeros y en BASF Mexicana. Tan pronto como me gradué conseguí un trabajo en Infosys Technologies, en Monterrey; en esta empresa me capacité como programador de Java, pero debido al alto nivel de inseguridad de esta ciudad en 2011, decidí regresar a Tampico. Aquí me ofrecieron el puesto de Líder de Proyecto de Automatización en Kaltex Fibers, el objetivo era reestructurar el área y modernizar las máquinas del proceso de “conversión”, donde se fabrican fibras sintéticas.

 

PADMAR SYSTEMS, S.A. DE C.V.

En Kaltex Fibers me reencontré con José Padilla, un compañero de mi carrera y generación, con quien decidí crear una empresa propia de desarrollo de software. Así nació Padmar Systems, S.A. de C.V., en abril de 2012, donde fungí como Director de Operaciones hasta 2016, cuando José y un servidor decidimos concluir nuestra sociedad. Fue entonces que comencé a prepararme para convertirme en un programador en Silicon Valley, cosa que logré en septiembre de 2017. En un inicio fui contratista para la startup unicornio Anaplan, en enero de 2018 y para inicios de 2019 me contrataron como empleado de tiempo completo; desde entonces continúo trabajando como desarrollador Frontend.

 

TRABAJAR EN ANAPLAN

Anaplan es una compañía global de software de planificación empresarial, basada en la nube, con sede en San Francisco, California. Mi trabajo es transformar los requerimientos de los product owners en aplicaciones, interfaces y componentes web reutilizables apoyado por un equipo disperso con personal en Panamá, Chile, Minneapolis, Londres y York (Reino Unido). Lo que más disfruto es trabajar con ingenieros de todo el mundo, de quienes aprendo a diseñar y construir software a nivel empresarial, el cual se convierte en un producto utilizado por empresas globales como Coca Cola, Google, Amazon, Microsoft, Cisco entre otras.

 

LA FAMILIA Y LA VIDA PROFESIONAL

Anaplan es una empresa que pone el bienestar de los empleados como una de las más altas prioridades para mantener las operaciones del negocio, por lo que me han apoyado mucho desde el principio de mi paternidad. Tenemos un equipo muy grande y capaz de ingenieros, quienes podemos muy fácilmente organizarnos para poder cubrir el trabajo de un compañero por cualquier ausencia programada o emergencia. De esta manera he podido dedicarle suficiente tiempo a mi hijo y a mi esposa.

 

COMPARTIR EL CONOCIMIENTO

He creado un canal de comunicación donde enseño a estudiantes y profesionales en Latinoamérica a volverse programadores, sin importar su formación en ingeniería o experiencia laboral previa. De esta forma nació mi página de Facebook «Un Francisco en San Francisco», la que actualizo constantemente con información y eventos relacionados con el mundo de la programación y donde ofrezco un servicio de mentorías. La crianza de mi hijo ha absorbido mucho de mi tiempo para compartir con la comunidad, sin embargo, me aseguro de publicar material y responder mensajes para aquellos que siguen mis redes sociales y que desean prepararse para venir a trabajar a Silicon Valley como yo lo logré. Mis mentorías son la forma en que busco compartir lo más valioso de todo este proceso que es mi experiencia.

 

MENSAJE A LOS JÓVENES

La humildad, el servicio y el poder aprender rápidamente cualquier conocimiento técnico, fueron sin duda, los principales valores que aprendí durante mi paso por el IEST Anáhuac; por ello me siento muy agradecido con mi alma máter. Por otra parte, los jóvenes deben esforzarse, deben prepararse, los tiempos que vienen no son nada parecidos a como nuestros papás y abuelos nos contaron. Todo es cambiante, desde los avances tecnológicos que año con año salen hasta lo imprevisible como la pandemia que vivimos. Si quieren salir adelante deben ligar su vocación, sea cual sea, a la informática, un área laboral que desde donde estoy he percibido que no ha sido tan afectada como otras. No es necesario ser un ingeniero para lograrlo, basta con que tengas apertura a las nuevas herramientas y tengas la creatividad para utilizarlas y sacarles provecho.
  

PROYECTOS A FUTURO

Tengo el sueño de ver a más mexicanos en la escena tecnológica de Silicon Valley.

Espero que a través de mis redes sociales pueda inspirar, guiar y ayudar a más personas a pasar entrevistas laborales en empresas tecnológicas de Estados Unidos. De esta manera espero ver a más ingenieros latinoamericanos participando y creando la tecnología del futuro.

 

INGENIERIA MECATRONICA IEST ANÁHUAC

 

Share this post