Skip to main content

CES 2018: Un paso más hacia la inteligencia artificial

CES 2018: Un paso más hacia la inteligencia artificial

El Consumer Electronic Show llevado a cabo este año, estuvo rodeado de varias cosas que aparentemente fueron discretas, pero desde nuestra óptica pueden fincar un precedente o un salto de rana. Este concepto, para los que no lo conocen, lleva implícita una innovación que le pueda dar un giro al uso de las cosas tal como las veníamos concibiendo.

En años pasados había una constante carrera en ver quién lograba el mejor estándar en materia de dispositivos inteligentes, internet de las cosas e incluso la batalla por tener la mejor televisión 4K HDR. En esta ocasión ese acelerador no estuvo del todo presente en este tipo de categorías, si no que más bien se enfocó en software y hardware enfocado a la inteligencia artificial. El primer paso podría decirse que lo dio Huawei, al incorporar desde el año pasado en sus nuevos equipos como el Mate 10una inteligencia capaz de administrar de mejor forma el smartphone a nivel consumo de batería, funcionamiento y reconocimiento de objetos. Ahora en CES, la compañía surcoreana LG lanzó la primera piedra con el concepto de ThinQ y su robot Cloi. Ambos buscan conectar todos esos dispositivos que aparentemente no encontraban la forma de conectarse entre sí y en donde ahora la nueva generación de gadgets, se apoyará de este software de la mano de Google Assistant. Sin duda el mayor ganador de eso es Google, al sentar las bases de este nuevo estándar, ya que ahora no solo serán órdenes simples, si no que poco a poco irá aprendiendo de nosotros, para poder adaptarse a la forma en la cual damos pedimos las cosas para controlar nuestro entorno y en algunos casos, sugerirnos actividades. Aquí el gran cuestionamiento viene en el hecho de si la estructura está preparada contra hackeos, ya que la mayoría de las veces solo son gobernados por una contraseña, que en el caso de caer en las manos incorrectas, el susodicho pueda tener acceso literalmente a toda nuestra vida.  

Lo positivo es que vimos desarrollos como Gentex, que son espejos retrovisores capaces de reconocerte a nivel iris y que pueden determinar configuraciones acordes a cada persona. Por ejemplo, podrás programar que en caso de ser tomado por algún familiar, tu auto tenga limitada la velocidad, todo esto con el fin de evitar que anden corriendo tu coche a exceso de velocidad.

Marcas como la surcoreana Samsung también hicieron lo propio bajo la bandera de Bixby, aún a sabiendas que este asistente no termina por convencer a los propios usuarios.  Entre las patentes interesantes quizá un poco ajenas al concepto de IA, encontramos Byond, una solución que permite reducir los tiempos de edición del contenido de realidad virtual, aumentada o mixta. Esto sin duda podría detonar finalmente la masificación al momento de crear contenidos de este tipo y más a sabiendas de que la nueva generación de la plataforma móvil de Qualcomm, la Snapdragon 845, presentada recientemente en Hawái, trae ese enfoque que sin duda veremos aplicado en los dispositivos a presentar en el Moble World Congress que se celebrará el próximo mes de febrero en Barcelona, España. Otra tecnología que nos llamó la atención es hap2u que es una patente que puede usarse en los cristales de los smartphones o tabletas para simular una textura, un ejemplo de esto es estar visualizando un cocodrilo en la pantalla y al tocarlo, podremos sentir las protuberancias de la piel. 

En cuanto a la realidad virtual se refiere, tuvimos oportunidad de ver Looxid VR, un visor capas de monitorear nuestro comportamiento cerebral y el movimiento de nuestros ojos, esto en el mediano plazo permitirá que las experiencias como los videojuegos, películas interactivas e incluso terapias, se puedan adaptar de acuerdo con el nivel de estrés que vayamos teniendo. Por otro lado, Display Link hizo lo propio al presentar una tecnología que permite utilizar los visores de realidad virtual completamente de manera inalámbrica, evitando el molesto enredo de cables que tienes al momento de estar usando cualquiera de estos visores. 

Algo que también estuvo presente y que sin duda también marcará un salto considerable en lo que al uso de la nube se refiere, fue Seagate con la presentación de sus nuevos discos HAMR, estos buscan llegar al 2020 con capacidades de hasta 20 Terabytes con el doble de velocidad para darle mayor soporte a las demandas que la nube requiere. 

La compañía japonesa Sony por su parte, no se quiso quedar atrás, adelantando que su nuevo procesador de imagen será el nuevo estándar que seguramente veremos en las nuevas cámaras de los smartphones, automóviles inteligentes e incluso en los sistemas de videovigilancia avanzada.  

En resumen, CES 2018 más que presentar gadgets, se enfocó en sentar el precedente del siguiente salto de rana, software y hardware que permitan que la inteligencia artificial tome el control de todo lo que nos rodea para facilitarnos la vida.