Skip to main content

Metaverso y la segunda realidad

metaverso y la segunda realidad

El término metaverso aparece por primera vez en la novela de ficción Snow Crash de Neal Stephenson publicada en 1992. En ella el término metaverso se devela para referirse al ciberespacio y hace referencia a la siguiente generación de internet que sería más inversiva y multisensorial. Un espacio virtual donde los usuarios interactuan y donde se pueden usar nuevas tecnologías como la realidad virtual o la realidad aumentada.

En estos mundos paralelos o segundas realidades los humanos usan avatares lo que permite hacer de todo un poco, asistir a una fiesta, ir de compras, pasear por una exposición, viajar a otros países,...,sin si quiera moverte de tu casa; y de todo esto ya se ha hablado en el mundo del cine mucho antes del año 92.


Una realidad de moda para las audiencias 


El término “metaverso” es la última palabra de moda que ha capturado la imaginación de la industria de la tecnología, hasta el punto en que una de las plataformas de internet más conocidas cambió de nombre para mostrar su aceptación de la idea futurista. Visto en la pantalla de un dispositivo en Sausalito, California, el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, pronunció el discurso de apertura del metaverso durante un evento virtual el jueves 28 de octubre de 2021. Zuckerberg habló sobre su última pasión: crear un “metaverso” de realidad virtual para negocios, entretenimiento e interacciones sociales significativas. Anunció también la transformación de su empresa por el nombre de Meta Platforms Inc. o Meta para abreviar, y fue sin duda lo más importante que había ocurrido con el metaverso desde que el escritor de ciencia ficción acuñó el término en 1992. Pero Zuckerberg y su equipo no son los únicos visionarios de la tecnología con ideas sobre cómo debería tomar forma el metaverso, que empleará una mezcla de realidad virtual, realidad aumentada y otras tecnologías. Algunos quienes llevan ya tiempo pensando al respecto están preocupados por un nuevo mundo ligado a un gigante de las redes sociales que podría tener acceso a aún más datos personales con el temor de no poder detener la proliferación de peligrosa de desinformación que pudieran agravar los problemas del mundo real.


Pensar en el metaverso es imaginar como si internet cobrase vida, o al menos se viera en tres dimensiones. El propio Zuckerberg lo ha descrito como un “entorno virtual” al que se puede entrar, en lugar de mirar una pantalla. Se describe como un mundo infinito de comunidades virtuales interconectadas en el que la gente puede reunirse, trabajar y jugar con dispositivos de realidad virtual, lentes de realidad aumentada, aplicaciones en smartphones y otros dispositivos. Para los expertos es la próxima evolución de la conectividad, donde todas las cosas empiezan a unirse en un universo integrado que imita al real, de modo que vivirás tu vida virtual de la misma forma que vives tu vida física. Los que puedan permitírselo podrían utilizar sus avatares para moverse por los mundos virtuales creados por diferentes compañías que hoy pelean el mercado para generar esta tecnología.


Películas para entender el metaverso


Si fuéramos puristas podríamos remontarnos al concepto del metaverso al año 1865, que es cuando Lewis Carroll publicó su libro Las aventuras de Alicia en
el país de las maravillas. Quizá sin saberlo el clásico escritor narro las primeras experiencias de un metaverso, que después han sido llevadas al cine en distintas ocasiones. Para recopilar títulos de películas desde que internet existe y donde se pueden ver situaciones afines a lo que metaverso da y promete dar. Las míticas producciones de ciencia ficción como Tron (1982) escrita y dirigida por Steven Lisberger, o la cinta de culto The Matrix y todas sus secuelas, son
ya clásicos que le dan un giño a ese mundo de la realidad alternativa. Así también las series Westworld y Black Mirror que son sencillas para entender qué es el metaverso. Esta última ubicada en un futuro no tan lejano, muestra cómo la tecnología moderna puede jugar en contra de sus creadores y usuarios.


Videojuegos, la gran experiencia virtual y comercial


Las empresas de videojuegos también están en la vanguardia y consolidan su mercado. Epic Games, la empresa detrás del popular juego Fortnite, ha reunido 1,000 millones de dólares de inversionistas para ayudar a sus planes de largo plazo para construir el metaverso. La plataforma de videojuegos Roblox es otro actor a tener en cuenta, que ha descrito su visión del metaverso como un lugar donde “la gente puede reunirse dentro de millones de experiencias tridimensionales para aprender, trabajar, jugar, crear y socializar”. Las marcas de consumo también quieren entrar rápidamente y empiezan a apostar por integrar el metaverso a sus estrategias de mercadotecnia. La firma italiana de moda Gucci colaboró hace un año con Roblox para vender una colección de accesorios solo digitales. Coca-Cola y Clinique han vendido productos digitales promocionados como una base del metaverso, imitando la sensación de los videojuegos.


Otros títulos emblemáticos 

 

  • Ready Player One (2018) Dir. Steven Spielberg. Año 2045. Wade Watts es un adolescente al que le gusta evadirse del cada vez más sombrío mundo real a través de una popular utopía virtual a escala global llamada “Oasis”. Un día, su excéntrico y multimillonario creador muere, pero antes ofrece su fortuna y el destino de su empresa al ganador de una elaborada búsqueda del tesoro a través de los rincones más inhóspitos de su creación. Será el punto de partida para que Wade se enfrente a jugadores, poderosos enemigos corporativos y otros .
  • eXistenZ (1999) Dir. David Cronenberg. Esta película del cineasta canadiense refleja una sociedad en la que los diseñadores de juegos son venerados como ídolos, y los jugadores pueden entrar orgánicamente en los juegos. Alegra Geller es la autora de Existenz, el juego más original, porque impide a los usuarios distinguir los límites entre la realidad y la fantasía.
  • Desafío total (1990) Dir. Paul Verhoeven. Película de culto donde Arnold Schwarzenegger interpreta uno de sus mejores papeles. La Tierra, año 2084. Doug Quaid, un hombre que lleva una vida aparentemente tranquila, vive atormentado por una pesadilla que todas las noches lo transporta a Marte. Decide entonces recurrir al laboratorio de Recall, una empresa de vacaciones virtuales que le ofrece la oportunidad de materializar su sueño gracias a un fuerte alucinógeno que hace aflorar en su memoria una estancia verdadera en Marte.
  • Free Guy (2021) Dir. Shawn Levy .Comedia en la que Guy (Ryan Reynolds) es un tipo alegre y solitario que trabaja como cajero en un banco. Pase lo que suceda él sigue sonriendo como si nada. Pero un día se da cuenta de que Free City no es exactamente la ciudad que él creía. Guy va a descubrir que en realidad es un personaje no jugable dentro de un brutal videojuego.

Clic para seguir leyendo Generación Anáhuac

Suscríbete a nuestro

Newsletter