¿Cómo y cuándo intervenir como padre de familia en una posible situación de bullying?

El acoso escolar o bullying es una realidad en las escuelas de México. ¿Cómo ayudar a nuestros hijos a hacerle frente a esta práctica y evitar el daño emocional que puede generar?

No hay mejor herramienta para hacer frente al acoso escolar o bullying, que la prevención. Adelantarnos al problema antes de que se nos presente es la mejor estrategia para lograr ambientes y entornos escolares seguros para nuestros hijos. Es por ello que, entre más pequeños estén cuando iniciemos formando en este tema, más efectivos seremos, aunque esto no quiere decir que no haya nada que trabajar con los más grandes. Formar parte de una sociedad amable es responsabilidad de todos, independientemente de nuestra edad.  

¿Por dónde podemos empezar? Sabiendo cuándo observar y cuándo intervenir.

Adelantarnos al problema antes de que se nos presente es la mejor estrategia para lograr ambientes y entornos escolares seguros para nuestros hijos

¡Este es un llamado a todos los padres de familia! Esto nos lo dice la autora del libro Little Girls can be Mean, Michelle Anthony con su método de cuatro pasos para hacer frente a situaciones que pudieran confundirse con bullying o que pudieran eventualmente desencadenarlo, si no las afrontamos debidamente:

  1. Observa: ¿Qué no nos están diciendo? ¿Qué le está pasando? No minimicemos lo que pudiera estar pasando. En los más chicos, así como en los adolescentes, un problema con su mejor amigo pudiera significar el fin del mundo para ellos. ¡Que no sienta que sus problemas no son importantes para ti!
     
  2. Conecta: Empatiza. No juzgues a ninguna de las partes. Trata de entender cómo se siente y qué es lo que quiere. ¡Puede ser que no sea lo mismo que tu quisieras para él o ella frente a esta situación!
     
  3. Guía: Que las ideas para hacer frente a esta situación, vengan de los dos. ¡No quieras resolverle tú todo el problema! Siempre habrá más de una cosa que se pueda hacer para encontrar una solución. ¡Anótenlas!
     
  4. Apoyo para actuar: Manos a la obra. Motiva para que dé el primer paso para resolver el problema. Da seguimiento. Pregunta cómo va y si hay algo más de lo que necesiten hablar. ¡Nada como que nuestros hijos y alumnos tengan las riendas de la situación, con todo el respaldo que necesitan de nuestra parte!

Suena simple, pero en realidad, la prevención del bullying implica mucho trabajo. Por ello, en las siguientes publicaciones seguiremos compartiendo pautas muy puntuales para el trabajo preventivo y, en donde sea necesario de intervención.

 

Recomendaciones de libros, artículos y recursos para profundizar en este tema:

- Little Girls can be Mean: Four Steps to Bully-proof Girls in the Early Grades, por Michelle Anthony.

- Queen Bees and Wannabes, 3rd Edition: Helping Your Daughter Survive Cliques, Gossip, Boys, and the New Realities of Girl World, por Rosalind Wiseman.

- Masterminds and Wingmen: Helping our Boys Cope with Schoolyard Power, Locker-Room Tests, Girlfriends, and the New Rules of Boy World, por Rosalind Wiseman.

 Quintana, O. Montgomery, W. Malaver C. Ruiz, G. (2011). Estilos explicativos y habilidades para la gestión de negociación de conflictos en adolescentes espectadores de violencia entre pares (bullying). Revista IIPSI. 14(1), 95-108.

Foto: Pixabay

 

Profile picture for user Lic. Sofía Martínez Agraz y Dra. Lorena Highland Angelucci
Lic. Sofía Martínez Agraz y Dra. Lorena Highland Angelucci

Gerente de Ambientes Seguros de la Red de Colegios Semper Altius.
Gerente de Psicopedagogía de la Red de Colegios Semper Altius.