Skip to main content

Las habilidades para la empleabilidad

Las habilidades para la empleabilidad

En este entorno, las empresas a menudo manifiestan que no consiguen el talento que requieren y esto obliga, una y otra vez, a la revisión de las habilidades necesarias en un cambiante, incierto, complejo y ambiguo mundo laboral.

En el pasado reciente, la transformación llevaba décadas, incluso siglos. Cuando surgió la Cuarta Revolución Industrial, el cambio que está ocurriendo no tiene precedente, como tampoco el resultado se encuentra predeterminado. La automatización y la digitalización se suceden vertiginosamente y están impactando diferentes regiones, sectores y organizaciones a diversas velocidades. No sólo se ha trastocado el mundo laboral, sino también nuestra forma de vivir. Por eso, las personas se ven obligadas más que nunca a aumentar y/o mejorar sus habilidades e incluso reinventarse.

En este sentido, el Grupo Manpower sugiere algunas avenidas, entre las que se encuentran la identificación de habilidades que puedan acercar la educación al empleo; de uno de tal naturaleza, a otro de diferente esencia con capacitación “en el trabajo” o incluso “experimental”, de tal suerte que se pueda ir moviendo a las personas de sectores fenecientes a otros de gran potencial. También sugieren ayudar a las personas a “pensar diferente”, en este sentido, se tiene que visualizar un entrenamiento permanente (“lifelong learning”) para poder permanecer empleable. Por último, estos expertos consideran que, con la mezcla correcta, una persona no tiene que competir necesariamente con la tecnología, sino escalarla. Para ellos, en esta revolución, las fortalezas humanas que hacen la mejor combinación son habilidades “blandas”, “técnicas” y “digitales”.

El World Economic Forum (WEF, por sus siglas en inglés) señala que las habilidades más importantes para el 2020 en el mundo laboral son resolución de problemas complejos, pensamiento crítico, creatividad, manejo de personas, coordinación con los demás, inteligencia emocional, juicio y toma de decisiones, orientación de servicio, negociación y flexibilidad cognitiva. 

Las habilidades técnicas están relacionadas, por ejemplo, con la arquitectura y análisis de datos, desarrollo de software, inteligencia artificial, robótica, ciberseguridad, cómputo cuántico, diseño de apps, “design thinking”, “fintech”, gestión de plataformas, “open banking”, entre otras. 

La nueva revolución demanda, por lo tanto, la transformación de habilidades tradicionales a las habilidades requeridas para un mundo digitalizado, donde el liderazgo por fuerza cambiará: tolerancia a la frustración, aprendizaje continuo, respuesta ágil e intraemprendimento, pero, sobre todo, apoyo a liberar el potencial del equipo.

De hecho, la digitalización está provocando muchos cambios en los perfiles profesionales. Las funciones de TI son las que mayormente van a crecer, comparadas con las administrativas/contables. El departamento de tecnologías de la información dejará de ser una unidad apartada para convertirse en transversal y esencial en la transformación digital de las empresas. Empero, a la vez, la organización valorará a aquellos trabajadores que desarrollando estas funciones puedan también comunicarse adecuadamente, tengan pensamiento crítico y sean capaces de resolver problemas, proveyendo al cliente el servicio y el valor agregado que más desean.

La nueva revolución demanda, por lo tanto, la transformación de habilidades tradicionales a las habilidades requeridas para un mundo digitalizado, donde el liderazgo por fuerza cambiará: tolerancia a la frustración, aprendizaje continuo, respuesta ágil e intraemprendimento, pero, sobre todo, apoyo a liberar el potencial del equipo. Claramente, los robots se llevarán algunas tareas, pero no los trabajos.

“El QS Graduate Employability Ranking reconoce a la Red de Universidades Anáhuac como una de las dos mejores universidades en México y nos coloca dentro del top 15 de universidades en América Latina con mayor empleabilidad. Este ranking es un orientador para los alumnos preuniversitarios, pues les permite comparar la situación y las oportunidades en las que podrían encontrarse una vez culminados sus estudios universitarios”.

Las habilidades más importantes