Por primera vez más del 50 % de la población mundial está conectada

Un reporte revela que el mundo ha superado el umbral del 50 % de uso de Internet en el planeta. Esto se ha logrado en gran parte gracias a las conexiones móviles.

¿Te imaginas un mundo sin Internet? Hoy para muchos, cuesta trabajo hacerlo. Nuestra vida entera parece haber sido devorada por procesos y sistemas digitales que nos ayudan a organizarnos, a comunicarnos, a retroalimentarnos. A existir. Pero a la idea que podamos tener en torno a la conectividad, el Internet es una realidad solo para el 50% de la población mundial.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), el organismo especializado en telecomunicaciones de la ONU publicó recientemente su cálculo anual de conectividad y estima que al finalizar el 2018 el 51.2 % de la población estará utilizando Internet. Esta cifra equivale a 3,900 millones de personas.

Por primera vez en la historia se supera el umbral del 50 % del uso de Internet y esto representa un paso importante hacia sociedades mejor informadas y más inclusivas.

Según la UIT, en los países desarrollados se ha dado un crecimiento lento, pero sostenido pasando del 51.3 % en 2005 al 80.9 % en 2018. En los países en desarrollo el uso en 2005 era del 5.5 % y hoy en día representa un 45.3 %. De todas las regiones el mayor crecimiento se dio en África, pasando de un 2.1 % en 2005 a un 24.4 % en 2018.

Por primera vez en la historia se supera el umbral del 50 % del uso de Internet y esto representa un paso importante hacia sociedades mejor informadas y más inclusivas.

Los teléfonos celulares han tenido un impacto en el crecimiento del porcentaje de la población con acceso a Internet, pues han permitido el acceso a las redes de telecomunicaciones en regiones en donde hasta hace unos años no era posible conectarse.

El impacto en la vida laboral

El impacto que la conectividad tiene en nuestra vida y en la vida de las empresas es indiscutible. No ha cambiado la manera en que nos comunicamos y nos entretenemos, sino que también en la manera en que trabajamos. Utilizado correctamente, el Internet nos vuelve mucho más eficientes, acelera los procesos industriales, nos permite trabajar y resolver problemas a distancia y propicia flujos de información democráticos. Además, el Internet de las Cosas (IOT) está cada vez más presente y con él la promesa de una revolución aún mayor de nuestra manera de existir y de interactuar con el mundo digital. Por todo ello resulta crucial que el porcentaje de personas con acceso a Internet siga creciendo en nuestro país y en el mundo entero.

No olvidemos una de las tantas frases célebres de Vinton Serf, considerado el padre del Internet:  “Internet se ha convertido en uno de los motores de la economía del siglo XXI, lo que nos permite llegar a una audiencia global con un solo clic del mouse y crear cientos de miles de empresas y millones de empleos”.

Foto: Rawpixel