Orgullo Anáhuac: Cynthia González, representante de la Anáhuac en los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018

El Programa Elite comenzó hace 18 años con la finalidad de otorgar todos los elementos necesarios, a deportistas de alto rendimiento que quisieran estudiar una carrera universitaria en la Universidad Anáhuac

La edición número 23 de los Juegos Centroamericanos y del Caribe han dado inicio y estamos muy orgullosos de que 50 de nuestros estudiantes de la Red de Universidades Anáhuac, 43 pertenecientes al Programa de Excelencia Deportiva Elite, nos representen tanto como institución y país, del 19 de julio al 3 de agosto en Baranquilla, Colombia.

El Programa Elite comenzó hace 18 años con la finalidad de otorgar todos los elementos necesarios, a deportistas de alto rendimiento que quisieran estudiar una carrera universitaria en la Universidad Anáhuac, y dando como resultado, la excelencia en dos ámbitos tan necesarios: la academia y el deporte.

La delegación mexicana que competirá en estos Juegos, está conformada por 672 deportistas, de los cuales el 7% son pertenecientes a la Red de Universidades Anáhuac, y que por supuesto, apoyaremos en todo momento hasta verlos llevarse las preseas doradas.

Una de los 50 deportistas que nos representan es Cynthia González Saavedra, estudiante del Séptimo Semestre de la licenciatura de Ciencias de la  Comunicación, quien se destaca por su nivel en bádminton y quién nos contó cómo se inició en este deporte, su rutina del día a día y cómo combina su pasión con sus estudios, entre otros detalles de su vida.

Cynthia pasó diversas actividades antes de encontrar el bádminton: gimnasia, clavados, jazz, ballet. Hasta que a los ocho años conoció este deporte, el cual le encantó. “Es un deporte demasiado rápido y para mí eso es lo que me mantiene activa todo el tiempo, y el que ocupas la mayor parte de tu cuerpo. También me gustan los deportes de raqueta, pero este es el que más me gusta porque es el más rápido y para mí, el más divertido”.

Sus papás fueron pieza clave para iniciarse en el deporte, y también junto con su hermana que vive en Monterrey, son parte de las motivaciones que la animan a seguir con sus sueños. Me motiva toda la gente, sobre todo los niños que nos ven por lo que hemos logrado, el tener un objetivo a largo plazo y querer alcanzarlo.

El día a día de Cynthia se compone de deporte y estudio en la Anáhuac. Hay que tener muy bien marcados los horarios para no interferir ni en la parte escolar ni en la deportiva.  Este semestre, que es el último de su carrera, lleva una carga de materias más ligera, pero en años pasados, la carga era de entre 13 y 14 materias porque estaba esperando este momento, en que la preparación para los Juegos le exigirá más tiempo y dedicación.

 

“El bádminton me ha dejado muchísimo, me ha dejado aprender muchísimas cosas, me ha enseñado otras y me gustaría dedicarme a lo que estoy estudiando, Licenciatura en Ciencias de la Comunicación”.

 

Cynthia forma parte de la selección nacional de bádminton desde hace nueve años, y con esto, ha aprendido la responsabilidad, el compromiso verdadero y los diferentes sacrificios que se adquieren al formar parte de una organización así, en la que el trabajo en equipo y la constancia son necesarios para alcanzar los sueños. “Creo que lo más importante es la constancia, que si tienes un sueño y lo quieres alcanzar pues siempre tienes que trabajar por él”.

Este esfuerzo de años de entrenamiento tiene un objetivo a corto plazo: llevarse todas las medallas de las distintas competiciones en las que estará y mejorar el resultado que tuve en la anterior edición. “De manera individual yo voy por tres medallas, una por equipos, una dobles y uno por mixtos, ahora busco el oro y voy a hacer todo lo posible para que ese color cambie”.

Los sueños de Cynthia no se detienen al final de estos Juegos, por el contrario, son un largo camino que recorrer. “Cuando culmine mi carrera deportiva y profesional, quiero hacer una maestría y posteriormente formar una familia y dedicarme a lo que estudié. El bádminton me ha dejado muchísimo, me ha dejado aprender muchísimas cosas, me ha enseñado otras y me gustaría dedicarme a lo que estoy estudiando, Licenciatura en Ciencias de la Comunicación”.

La presión que podría sentir en cada partido, se va con la confianza en sí misma y en su equipo. Los elementos básicos para ganar son una buena actitud individual y las ganas de trabajar en equipo porque el éxito depende de la mancuerna que se haga. También realiza ejercicios de respiración que le ayudan a entrar a la cancha más tranquila y dar lo mejor de sí en cada minuto del juego.

¿A quién admira? A la deportista Paola Espinosa porque gracias a su ejemplo en Juegos Olímpicos, colocó las bases para que otros mexicanos creyeran que podemos competir contra más países como China, y ganar. “Es un buen ejemplo para todos los jóvenes y sobre todo para mí es una gran motivación ver que hay personas que pueden cumplir con todos sus sueños”.

Esperamos que cada uno de los sueños y objetivos que tiene Cynthia se cumplan uno a uno. Sabemos que así será gracias a la constancia y esfuerzo que ha puesto hasta este momento. En la Universidad Anáhuac, estamos honrados de que nos haya dado la oportunidad de ser su universidad y apoyarla a cumplir sus metas.

A Cynthia podrás seguirla en su camino durante esta competencia, a partir del 28 de julio. ¡Toda la suerte, Cynthia! ¡Vamos leones!

Conoce los deportes que tenemos para ti en la Universidad Anáhuac y sigas desarrollando ese gran talento que te distingue del resto. https://www.anahuac.mx/rua/deportes

Fuente imagen: Cynthia Gonzalez