Skip to main content

¿Qué significa ser un alumno destacado en la Anáhuac?

Miguel-Angel-Huidobro-egresado-Anahuac-en-el-extranjero

Más allá de una calificación, hay características y actitudes que te hacen sobresalir de los demás, qué te hacen brillar, que te hacen ir más allá de donde todos han ido, y eso es lo que buscan a diario nuestros estudiantes.

Estos alumnos son profesionales que participan en la consolidación y que ponen en alto el nombre de la Red de Universidades Anáhuac en distintos ámbitos en los que se desempeñan.

Te presentamos el testimonio de tres alumnos destacados de la Anáhuac que han sobresalido por su desempeño académico, pero también por sus habilidades como personas y nos describen en sus propias palabras qué los hace ser un alumno destacado.

Estefanía Cortés, de la Licenciatura de Comunicación en campus Puebla, Víctor Daniel Martínez Ferrara de Dirección y Desarrollo de Empresas del IEST y Ángel Flores Huidobro de Médico Cirujano en campus México Norte, nos comparten por qué decidieron estudiar en la Universidad Anáhuac, en qué ha ayudado a su carrera estudiar aquí, qué herramientas han adquirido y qué es lo que más les gusta de su universidad.

Estefanía Cortés, además de platicarnos que su hermana también estudió en la Anáhuac y la contagió de su amor por la universidad, dice que a ella misma le llamó la atención el ambiente y el modelo educativo; por su parte, Víctor Martínez asegura que eligió el IEST al mismo tiempo que decidió estudiar Dirección y Desarrollo de Empresas, pues investigó el plan de estudios y no le hubiera gustado estudiar esa carrera en alguna otra universidad; mientras que a Ángel Flores Huidobro lo que le llamó la atención de la Anáhuac fue el enfoque a las “soft skills” y sus programas de liderazgo.

Y tocando el tema de los Programas de Liderazgo, para Ángel Flores es el principal diferenciador que tiene la Universidad Anáhuac: “Además de los valores de la universidad, creo que un punto importante y que no he visto en ninguna otra universidad son los programas de liderazgo, a pesar de que he hecho investigación en Yale y en Harvard por los últimos 4 años, en ningún lugar he visto algo similar. De hecho he platicado con directivos de estas universidades y les ha gustado mucho el concepto. Algunos incluso piensan replicarlo en sus instituciones”.

Para Estefanía Cortés los valores son lo que, para ella, diferencía a la Anáhuac del resto de las universidades: “Los valores que maneja, mucho de ética y liderazgo, saber cómo relacionarte con otras personas y siempre hacerlo de la mejor manera y pensando en el bien de las personas y siento que esa es una diferencia muy grande respecto a otras universidades”.

Victor-Martinez-egresado-Anahuac

 

Para Víctor Martínez, la filosofía que tienen los maestros, además de la infraestructura de su campus, es lo que resalta de la Anáhuac: “Sobre los maestros, creo que es su cultura organizacional, que todos tengan el mismo enfoque, ya que en otros lugares que he estado (secundaria y preparatoria) cada profesor va con su orientación, su filosofía, pero aquí es como si todos estuvieran agarrados de la mano, con un mismo objetivo”.

Al ser cuestionados sobre si sienten que han recibido las herramientas para desempeñarse en un ámbito profesional, los tres concuerdan, además resaltan la trayectoria profesional de sus profesores y que su experiencia en el ámbito ayudan a obtener contactos y relacionarse:

“Además de las habilidades y conocimientos que se aprenden en clase, el contacto con profesores y también con egresados que se encuentran en puestos directivos en diferentes hospitales tanto en México como en el extranjero ha sido un punto clave”, asegura Ángel.

“Sentí un respaldo de la universidad para relacionarnos con medios de comunicación masiva: radio, televisión, periódicos. Los profesores fueron un gran contacto, ya que ellos están relacionados con empresas, ellos trabajan en lo que nos enseñan, por eso los profesores son nuestro principal contacto”, indicó Estefanía. 

“Mis maestros que han sido excelentes me han enseñado no solamente a solucionar problemas o a contestar exámenes sino me enseñan a pensar dentro y fuera del esquema para el día de mañana encontrar soluciones a los problemas por mí mismo, es decir no te enseñan solo la teorìa o la información, te enseñan a pensar”, respondió Víctor.

También les preguntamos por qué los han definido como alumnos destacados y los tres coincidieron que va más allá de una calificación, sino habilidades que sus maestros han visto en ellos:

Para Estefanía, el no conformarse fue la razón principal para destacar: “Principalmente por estar interesada en ver hacia adelante y hacia el futuro y las distintas maneras de superarme, gracias al coordinador de la carrera  Germán Calderón, que insistía mucho en que nos metiéramos a concursos, aprendimos más allá de los salones de clases y superarnos, ese fue el distintivo, siempre buscamos conocer más, saber más, ser más, y siempre estábamos tratando de alcanzar lo inalcanzable, pero haciéndolo realidad”.
 

Por su lado, Víctor Martínez sabe que superarse a sí mismo lo hizo sobresalir de los demás:
“No es tanto en mi rendimiento que ven que yo destaque, sino en la forma tan rápida en la que me adapté, como pasé de ser una persona que tenía muchas deficiencias y actualmente lleva un promedio de 9.5. Creo que es lo que ha generado pláticas y comentarios de mis maestros, e incluso me han comentado que han comparado las respuestas de mis primeros exámenes con respuestas de exámenes actuales y por lo que me dicen, son diferencias abismales, tanto en la calidad como en el tipo de expresión, de redacción y de síntesis”. 

Por otro lado, Ángel señala que su proactividad lo han llevado a resaltar y nos cuenta sobre su experiencia: “Desde mi primer año de medicina me uní al programa de Liderazgo en Medicina ALPHA y honestamente me ha dado muchísimas oportunidades. Empecé a hacer rotaciones con el equipo de trasplantes de la Universidad de Yale en mi primer año de la carrera gracias a los doctores Salim Muñoz y Manuel Rodríguez Dávalos (ambos egresados Anáhuac) y posteriormente hice investigación en esta universidad en un proyecto en el que desarrollamos una máquina que sirve para preservar intestinos para ser trasplantados y presentamos nuestro proyecto en un congreso en Las Vegas. 

Después continué haciendo investigación en el hospital Primary Children’s de Utah, ahí empezamos un proyecto con la ILTS (international Liver Transplantation Society) para crear un registro de programas de trasplante de hígado en niños a nivel mundial. 

Al mismo tiempo colaboré en varias publicaciones, entre ellas destaca un capítulo en un libro en el cual escribimos sobre Hernias Abdominales en pacientes Trasplantados y un artículo sobre tumores de hígado en niños que presenté en Cancún en el congreso de la Asociación Mexicana Hepato-Pancreato-Biliar. Finalmente conseguí la plaza en Harvard y MIT, donde me encuentro actualmente”.

Una de las habilidades que más se fomenta dentro de las aulas de la Red de Universidades Anáhuac es el liderazgo, y al preguntarles de qué manera se les ha inculcado, esto respondieron:

“En todas las materias nos inculcan el liderazgo, es algo muy característico de la Anáhuac, sin embargo, donde lo aprendí principalmente fue en el Programa de Excelencia de Vértice, ahí por medio de distintas actividades te enseñan a coordinar equipos, tener objetivos, pensar en el futuro, conocer gente, relacionarte, hacer networking, te enseñan a ser distinto, a destacar, tener excelencia,  mostrarle a los demás que se pueden hacer cosas y sobre todo te enseñan la importancia de  ayudar a los demás”, señaló Estefanía.

“En mi carrera lo he sentido mucho, precisamente de la coordinadora Mónica Violante Zubieta, que la admiro muchísimo, ella siempre nos hace ver que cuando seamos gerentes de una empresa no tenemos que ver a los trabajadores como un medio sino verlos como un fin en sí mismos. A esas personas que te ayudan, debes de verlos como personas, como humanos, respetar su dignidad y eso es lo que hace un verdadero líder”, contó  Víctor.

Por su parte Ángel aseguró: “Considero que la Anáhuac primero te prepara profesional y éticamente para que cuando lleguen las oportunidades sepas identificarlas, evaluarlas  y posteriormente aprovecharlas al máximo”.

Universidad-Anáhuac-Puebla

Por último, les pedimos un mensaje para los futuros universitarios.
Este fue el mensaje de Estefanía:“Mi consejo para los futuros universitarios es que se lancen, porque en la Anáhuac no solamente van a encontrar mucha cultura y riqueza por parte de los profesores, además cuentan con una amplia experiencia y grandes contactos.El ambiente es muy ameno, las personas se quieren mucho y se apoyan, desde los directivos hasta las personas de intendencia todos somos una gran comunidad y familia y siempre te sientes agusto en este ambiente”.

Víctor también expresó unas palabras para las próximas generaciones: “El estudio es algo que te dan para siempre; date cuenta que el conocimiento es lo que te vuelve una persona poderosa, te vuelve libre, te vuelve capaz, mi consejo es: enamórate del conocimiento, desarrolla un hambre de saber, de desarrollar tus habilidades, no vayas a pasar materias, ve a aprender, ve a volverte una mejor persona cada día”.

Por último Ángel se despidió con este consejo: “En el tiempo en el que vivimos estás a unos cuantos  emails de distancia de quien quieras en el mundo si tienes algo importante que decir. Busca a alguien que admires en el área de tu interés y  colabora con las mejores universidades/empresas/Hospitales del mundo y siéntete confiado de que estás preparado para lo que venga después de haber estudiado en la Anáhuac”.

Así como ellos tres, contamos con miles de alumnos que desean conquistar el éxito no sólo profesional, sino a nivel personal y que día a día trabajan destacándose del resto de la sociedad, haciéndonos sentir orgullosos de ser su casa de estudios. 

¿Quieres más información para entrar a formar parte de la familia Anáhuac?