Skip to main content

¿Se puede hacer el bien y generar utilidades? La triple línea base de los negocios. 

¿Se puede hacer el bien y generar utilidades? La triple línea base de los negocios. 

Por: Mónica Félix González 

La Dra. Mónica Félix González es Profesora-Investigadora de la Universidad Anáhuac México. Imparte las materias de “Habilidades para el Emprendimiento” y “Emprendimiento e Innovación”. Sus principales áreas de investigación son en Emprendimiento Social, Emprendimiento, y Estrategia de los negocios. Cuenta con más de 20 años como docente a nivel licenciatura y posgrado, y tiene experiencia profesional como asesora de emprendedores.

Por mucho tiempo se ha discutido, desde diferentes ámbitos, el principal objetivo de las empresas. ¿Cuál es la razón de ser de una empresa? Para algunos, esto es, la mayoría, consideran que las empresas existen fundamentalmente para maximizar las ganancias o utilidades para dueños y/o accionistas, postura que coincide con la del economista Milton Friedman, quien en su artículo publicado en The New York Times en 1970, mencionaba lo siguiente: “hay una y sólo una responsabilidad social de los negocios: usar sus recursos y comprometerse en actividades diseñadas para incrementar sus ganancias […]”. Sin embargo, al pasar de los años, y más específicamente, desde hace unas tres décadas y con la llegada del siglo 21, la ONU hizo un llamado a los gobiernos, empresas y ciudadanos en general, a crear consciencia sobre dos aspectos prioritarios que no podían esperar más para ser atendidos: la inequidad en la distribución de la riqueza y el impacto negativo generado principalmente por las empresas en el medio ambiente (ONU, 2000). Desde entonces, cada vez y con más fuerza, se escuchan voces de académicos, ciudadanos, algunos gobernantes y más empresarios y emprendedores, sobre todo de las nuevas generaciones, para repensar el papel de las empresas y apropiarse de su responsabilidad que va más allá de la maximización de las ganancias para los dueños y accionistas. En este contexto es como se puede entender el término “la triple línea base de los negocios”, término acuñado por John Elkington, experto en emprendimientos sustentables (2013). 

“La triple línea base de los negocios” nos dice de forma clara, sencilla y práctica que los negocios, sean de la índole que sean (tradicionales, sociales, de alto impacto, de base tecnológica, culturales, ecológicos, familiares, etc.) deberían surgir en la intersección de las esferas económica, social y ambiental, esto, con el fin de que, tanto emprendedores como empresarios, se responsabilicen no sólo de maximizar las ganancias sino, también, a la par, de hacer un uso racional de los recursos naturales, generando el menor impacto negativo en el planeta, al mismo tiempo que otorgan una mejoría en la calidad de vida de sus empleados y de la comunidad en la cual se encuentren insertados. Lo anterior representa todo un reto, sobre todo en economías en vías de desarrollo como la nuestra, pero no es imposible de hacer. Existen en México ejemplos de empresarios y emprendedores que se han comprometido en crear y operar emprendimientos que han podido transformar de forma positiva la realidad de muchas personas, con el menor daño medioambiental, al mismo tiempo que generan utilidades para los inversionistas. Algunos de estos ejemplos son: Aires de Campo1, Pixza2, Sistema Biobolsa3, Échale a tu casa4 y Fairtrasa5.  

Regresando a la pregunta que titula este artículo, ¿es posible hacer el bien y generar utilidades? La respuesta es, sin lugar a dudas, SI. Y considero que se puede lograr en la medida que el emprendedor o empresario e inversionistas lo quieran hacer. Por supuesto, quererlo no es todo, pues también se requiere de profesionalización en aquellos que dirigen los negocios, sobre todo de capacitación en temas relacionados con sustentabilidad, innovación y gestión de empresas, sin importar el tamaño de la empresa, pues, con creatividad, aún en las microempresas se pueden generar acciones que impacten en las tres esferas de la triple línea base de los negocios sin que esto represente un alto costo para las empresas. 

 

Referencias: 

Elkington, J. (2013), Enter the triple bottom line, Routledge, pp. 208. 

Friedman, M. (1970), A Friedman doctrine- The social responsibility of business is to increase its profits,  The New York Times, disponible en: https://www.nytimes.com/1970/09/13/archives/a-friedman-doctrine-the-social-responsibility-of-business-is-to.html, fecha de acceso: 02-Sep-23. 

ONU (2000), Resolución aprobada por la Asamblea General, Declaración del Milenio, Organización de las Naciones Unidas, disponible en: https://research.un.org/es/docs/dev/2000-2015, fecha de acceso: 02-Sep-23. 

Suscríbete a nuestro

Newsletter