Pasar al contenido principal
México / Noticias / Celebrar con el corazón renovado, Retiro de Cuaresma 2020

Celebrar con el corazón renovado, Retiro de Cuaresma 2020

Celebrar con el corazón renovado, Retiro de Cuaresma 2020

En estos espacios de reflexión sobre la Cuaresma 2020 se invitó a la comunidad a descubrir el sentido que ilumina y se convierte en el ADN de todo lo que hacemos en este tiempo.

Nuestra Universidad Anáhuac México llevó a cabo momentos de reflexión a través del Retiro de Cuaresma 2020, impartido por nuestro Rector, el P. Cipriano Sánchez García, L.C., en la Capilla Universitaria de los Campus Norte y Sur este 10 y 11 de marzo.

En estos espacios de reflexión, el Rector explicó que la Cuaresma es más que una serie de practicas, pues desarrolla un itinerario que señala las dinámicas centrales de nuestra vida.


También nos invitó a que descubramos el sentido que ilumina y se convierte en el ADN de todo lo que hacemos en este tiempo, además de recodar, a través del texto del Papa Francisco, que “El Señor nos vuelve a conceder este año un tiempo propicio para prepararnos a celebrar con el corazón renovado el gran Misterio de la muerte y resurrección de Jesús, fundamento de la vida cristiana personal y comunitaria”.


En compañía de alumnos, académicos y administrativos y amigos de la Universidad, el P. Sánchez García dijo que el propósito de la Cuaresma es ayudarnos a encontrar los caminos para poder renovar el significado y la trascendencia de Cristo en nuestras vidas.

Retiro de Cuaresma 2020


“Nuestro encuentro con Él no es algo que brota del esfuerzo personal, sino de un don: la gracia de Dios que llega a nosotros. El hecho de que el Señor nos ofrezca una vez más un tiempo favorable para nuestra conversión es también una oportunidad que debería suscitar en nosotros un sentido de reconocimiento y sacudir nuestra modorra”, agregó.


También precisó que la Cuaresma nos recuerda una visión realista de nosotros a partir del hecho de que todos estamos sometidos a la prueba en los elementos centrales de nuestra existencia como: El sentido de nuestra relación con el mundo, la relación con Dios y con nosotros mismos.


En este sentido, Cipriano Sánchez dijo que nuestra existencia no puede eludir el misterio del mal, motivo por el cual “está siempre la llamada a encontrarse con el misterio de la misericordia de Dios”.


Precisó que la misericordia se transforma en la alegría que brota de la experiencia de escuchar y aceptar la Buena Noticia de la muerte y resurrección de Jesús.


“La Misericordia permite dar respuestas a nuestra vida en las preguntas que nos marcan y que dan relevancia a nuestro existir: nuestra identidad, nuestro camino y nuestro destino” y añadió que nos libera del dinamismo esclavizante del yo que se autoengaña al pensar que somos nosotros quienes damos origen a nuestra vida.

Es por ello que la experiencia de la oración es vital en la Cuaresma y, más que un deber, “nos muestra la necesidad de corresponder al amor de Dios, que siempre nos precede y nos sostiene”.

De acuerdo con nuestro Rector, la oración se puede asumir de formas distintas, aunque “lo que verdaderamente cuenta a los ojos de Dios es que penetre dentro de nosotros, hasta llegar a tocar la dureza de nuestro corazón para convertirlo cada vez más al Señor y a su voluntad”.

El sentir compasión por las llagas de Cristo crucificado, dijo a los presentes, significa también ver a las víctimas inocentes de las guerras y de los abusos contra la vida, la violencia, la trata de personas, los desastres ambientales, de la distribución injusta de los bienes y de la sed desenfrenada de ganancias.


Ante estos hechos, el P. Cipriano Sánchez pidió hacer conciencia sobre la necesidad de ser más justos y compartir con caridad que, más allá de la limosna, “se trata de compartir los bienes materiales y espirituales con los demás”.


Finalmente, llamó a la Comunidad Anáhuac a encontrarse con Cristo y a descubrir quién es y lo que significa en sus vidas. “Esta Cuaresma 2020 los invito a volver a descubrir como la samaritana, el agua para nuestra sed de sentido en la vida; como el ciego de nacimiento, la luz de nuestra oscuridad; como a Lázaro su amigo, que él es vida para nuestras muertes”.
 


Más información:
Dirección de Pastoral
Campus Norte
P. César Hernández Rendón, L.C.
cesar.hernandezre@anahuac.mx


Campus Sur
P. Sergio Salcido Valle, L.C.
padre.sergio@anahuac.mx

Tipo Noticia
PASTORAL
Noticia_institucional
Activado
Noticia Principal
Activado