Pasar al contenido principal
México / Noticias / Poner a Jesús en nuestras prioridades, Retiro de Cuaresma

Poner a Jesús en nuestras prioridades, Retiro de Cuaresma

Poner a Jesús en nuestras prioridades, Retiro de Cuaresma

El P. Cipriano Sánchez García, L.C., recordó, durante el Retiro de Cuaresma, que el ayuno, la oración y la limosna son tres poderosos rompedores de la rutina.

 

Este 24 de febrero se llevó a cabo de manera virtual el Retiro de Cuaresma 2021 impartido por el P. Cipriano Sánchez García, L.C., Rector de nuestra Universidad Anáhuac México, evento en el que estuvo acompañado por miembros de la Comunidad Universitaria.

 


En la Capilla Universitaria del Campus Norte el Rector recordó que la Cuaresma orienta al Triduo Pascual, el cual dijo, es la esencia y núcleo de dicha celebración. “La Cuaresma es un tiempo fuerte dentro de la liturgia de la Iglesia; es un tiempo que nos invita a vivir con mayor intensidad el sentido de la Cuaresma; es el tiempo que nos prepara para otro tiempo y para poner a Jesús en nuestras prioridades”.

Retiro de Cuaresma 2021

 

Señaló también que esta celebración no es un fin en sí mismo, sino un tiempo de preparación para algo que va a venir y que estos tiempos de preparación son algo común para el ser humano.

 

“El embarazo prepara a la mujer para el matrimonio, para una nueva vida, así como el noviazgo prepara para el matrimonio, o los entrenamientos en el deporte que sirven para jugar mejor. Todos estos son tiempos que tal vez no tienen sentido en sí mismos, pero que se orientan a vivir algo que está más allá y eso pasa con la Cuaresma, que nos prepara para vivir la Pascua, la pasión, la muerte y resurrección de Jesús”, explicó.

 

El P. Cipriano Sánchez consideró que nos olvidamos de cosas significativas como el amor, la entrega o la afinidad, que se pueden convertir en hábitos cansados, situación que suele reflejarse en la relación con Dios o con los demás, y agregó que incluso nos acostumbramos al mal en nuestra vida, “el mal que nos rodea nos puede sonar normal, la violencia, las cosas malas que pasan a nuestro alrededor o el mismo mal que incluso toleramos en nuestro interior”.

 

Al respecto, aclaró que la Cuaresma nos pone prioridades y que el ayuno, la oración y la limosna son tres poderosos rompedores de la rutina, “son tres llamadas al corazón, porque cada una de ellas toca una parte de nosotros; la relación con nosotros mismos, relación con los demás y la relación con Dios”.

 

Poner a Jesús en nuestras prioridades, Retiro de Cuaresma

 

Sobre el ayuno, precisó que va más allá de privarse de alimentos y de la abstinencia de comer carne, “el ayuno toca algo tan esencial como es el anhelo de alimento en todo sentido”. En este sentido, el P. Cipriano Sánchez llamó a preguntarnos por la orientación de nuestros deseos: ¿Tengo tanta hambre de bien como lo siento de comida? ¿Anheló realmente el ayuno? “El ayuno no es algo meramente formal, sino una pregunta al corazón para revisar si nuestros anhelos están puestos en lo material o en algo más. El ayuno nos hace reflexionar sobre nuestra relación con los bienes materiales”, añadió.

 

En cuanto a la limosna, se refirió a la gratuidad, a ese algo que entregamos sin esperar recibir nada a cambio, aunque también se aplica la familia. “En el fondo me llama a cuestionarme si mi relación es una relación comercial o gratuita, como dice el Papa Francisco: la sociedad actual se ha olvidado de la limosna porque con frecuencia la gratuidad no es parte de la vida diaria en la que todo se vende y se compra, en la que todo es cálculo”.

 

La oración, otro de los pilares de la Cuaresma, nos cuestiona sobre nuestra relación con Dios y quién es Él para nosotros. “La oración es descubrir el amor de Dios por nosotros y poner en sus manos todo lo que hay en nuestro corazón, porque sabemos que Dios siempre estará dispuesto a vencer el mal en nosotros y que en Dios siempre podemos encontrar un amigo”.

 

Pidió también que tengamos claro quién es Jesús para nosotros. “En el segundo domingo de Cuaresma escucharemos el Evangelio de la transfiguración de Jesús que nos dice quién es él, al que seguimos para vencer las tentaciones, porque Jesús no es solamente un buen hombre, un iluminado; Jesús realmente es Dios mismo entre nosotros, por eso Jesús es la cumbre de los profetas, es la presencia de Dios entre nosotros, pero no es un Dios derrotado, sino un Dios que está dispuesto a entregar su vida por nosotros”.

 

¿A quién elijo? ¿A quién sigo? ¿Elijo a Jesús? Esa es la gran pregunta de la Cuaresma, dijo el Rector, quien además explicó que esa vivencia, por lo tanto, tiene que partir de esta vida nueva y de la capacidad de amar, “esa es la vida nueva y Jesús viene a decirte: Yo te amo en esta Cuaresma y te invito a que tú ames y que descubras que puedes amar, que no estás sepultado en el amor, que puedes amar de verdad. Podríamos terminar este retiro respondiendo a estas preguntas”.

 

De igual modo, el P. Cipriano Sánchez afirmó que “en los vacíos más dolorosos de la vida Dios nos espera con sus brazos abiertos”.

 

Poner a Jesús en nuestras prioridades, Retiro de Cuaresma

 

Posteriormente, se continuó con la Misa en la Capilla Universitaria que complementó el Retiro de Cuaresma que en esta ocasión se vivió de manera virtual.

 

Más información:
Dirección de Pastoral
Campus Norte
P. Peter Mullan, L.C.
peter.mullan@anahuac.mx


Campus Sur
P. Sergio Salcido Valle, L.C.
padre.sergio@anahuac.mx

Tipo Noticia
PASTORAL
Noticia_institucional
Activado
Noticia Principal
Activado