La Vanguardia en Laboratorios y Plan de Estudios Fueron Determinantes en mi Formación

Webster Iván Ricárdez Moreno, Comunicación 2008
Director General en Webster Ricárdez, Casa Productora
Entrevista en la revista Generación Anáhuac No. 181

Egresado de la Lic. en Ciencias de la Comunicación y Maestro en Comunicación Corporativa y Mercadotecnia por la Universidad Anáhuac Xalapa, Webster Ricárdez se ha convertido en un referente de éxito y perseverancia con su empresa “Webster Ricárdez, Casa Productora”, teniendo bajo su responsabilidad grandes producciones audiovisuales y adquiriendo experiencias que transmite a los alumnos de la Licenciatura en Comunicación de su Alma Máter, al formar parte del claustro académico.

Su decisión de convertirse en comunicólogo fue completamente espontánea e inesperada, tanto para él como para sus padres; un día antes de iniciar clases en la Universidad Anáhuac Xalapa, la orientación vocacional de un psicólogo le marcó el camino que lo guiaría a estudiar comunicación y música, dejando completamente de lado la idea de ser ingeniero industrial.

Las herramientas que encontró Webster en los laboratorios de comunicación y la posibilidad de saber que podría llevar a la práctica lo aprendido en la teoría, fueron piezas clave para motivarlo a estudiar en la Universidad Anáhuac. Él recuerda cómo, a pesar del “apagón analógico” que se vivía en ese momento, el equipo del laboratorio se encontraba a la vanguardia de esa época, además de que la actualización constante del plan de estudios le garantizaba que sus conocimientos le aportarían un desarrollo integral y profesional.

Después de dos años de estudiar música tomó una segunda importante decisión al enfocar sus estudios al cien por ciento a la carrera de comunicación, reconociendo su verdadero gusto y pasión por las materias de fotografía, diseño y producción.

"Aunque dejé la música en el sentido educativo, me sigo dedicando a eso y me ayuda muchísimo a editar y a escoger el ritmo de lo que produzco."

A pesar de que en sus planes no estaba, ni remotamente, convertirse en comunicólogo, fue su talento el que habló por él y poco a poco empezó a destacar en la Universidad por la dedicación que imprimía en cada proyecto, cualidades que sus maestros reconocieron. Finalmente, fueron ellos quienes se convirtieron en sus cómplices, apoyándolo con las herramientas y la guía que necesitaba para consolidar sus proyectos.

Reconociendo en todo momento el apoyo de su Alma Mater para poder abrirse camino, fue precisamente un docente el que le ayudó a conseguir su primer empleo, y aunque en un inicio no tomó el ofrecimiento laboral como algo serio, una tarde se llevó la sorpresa de que su contrato para colaborar en Radio Televisión de Veracruz ya estaba hecho.

Con los conocimientos obtenidos al realizar su Mentoring o Prácticas Profesionales en importantes programas de TV Azteca México, en RTV cubriendo eventos culturales y deportivos a nivel estatal, y realizando producciones para el Ayuntamiento de Xalapa, en un corto periodo de tiempo, Webster adquirió la experiencia necesaria para abrirse camino profesional y empezar a relacionarse en la industria, definiendo claramente cuáles serían sus ideales y metas para hacer grandes proyectos y adquiriendo total claridad de los procesos de preproducción, producción y postproducción.

Teniendo las palabras de su padre en mente, aconsejándole que antes de emprender debía dedicarse al ámbito público, privado y educativo, al terminar su Maestría en Comunicación Corporativa y Mercadotecnia, acepta el ofrecimiento para dar clases en la Universidad Anáhuac Xalapa, que se convertiría en el eslabón faltante y determinante para que él finalmente decidiera emprender.

Con el poco dinero que tenía disponible en ese momento, compró una cámara profesional, un slider, un micrófono inalámbrico y un tripié, entrando de lleno a realizar trabajos como freelance y dividiéndose para ser relacionista público, camarógrafo, editor y productor.

"Más allá de la cámara o el lente, de los filtros y el avance de la ciencia óptica, la más avanzada tecnología está en la mirada."

La limitante del tiempo, considerando que él se encargaba de todo el trabajo, se volvió un obstáculo y una fortaleza para Webster. Comprender el sentido del tiempo y las implicaciones de una producción, lo ayudó a conocer la importancia de delegar trabajo a personas especialistas, conformando así un equipo de trabajo que le permitiría capitalizar el tiempo y dedicarse a varios proyectos de forma simultánea, además de enfocar sus esfuerzos en aspectos igualmente importantes como las relaciones públicas y el trato al cliente.

Su primer gran proyecto como Casa Productora fueron los Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrados en Veracruz en el 2014. Fue un miembro de la Comunidad Anáhuac que colaboraba en el comité de organización, quien lo invitó a producir un video turístico que se presentaría en el lanzamiento de los Juego, en donde estarían todas las delegaciones. El video se presentó ante muchísimas personas a través de una gran pantalla y las reacciones no se dejaron esperar; su participación en este evento fue un acontecimiento muy importante para él y para su equipo.

"Se trata de contar historias sin tener que usar la voz, y que al final... dejen a todos sin palabras."

El esfuerzo y dedicación que Webster y su equipo transmiten en cada uno de sus proyectos los ha llevado a tener grandes logros que van más allá de lo tangible o lo monetario; generar emociones en sus clientes al ver materializada una idea y lograr trascender sus proyectos mediante un elemento audiovisual, es su más grande satisfacción. Considerándose un amante de su país, sumando sus conocimientos de música y su experiencia en producciones, decide usar esas herramientas para mostrar la grandeza de México y de Veracruz, compartiendo con sus seguidores fotografías y videos increíbles en los que busca transmitirnos audiovisualmente la cultura, el arte y la música, que nos guíe a recobrar nuestra identidad y recordar el sinfín de cualidades que Veracruz y nuestro país tienen.

¿Qué sigue para Webster Ricárdez y su casa productora? Retomando su interés en la formación educativa, que hasta la fecha aterriza día con día con sus alumnos de la Universidad Anáhuac Xalapa, se encuentra desarrollando un proyecto en el que aportará herramientas de especialización y capacitación en el ámbito de la producción. Consciente de la complejidad que implica y el poco valor que se le da a esta rama de la comunicación, buscará a través de la profesionalización, transformar a la sociedad para que conozcan el verdadero impacto e importancia que tiene cada proyecto. Aunque Webster considera que no hay una fórmula perfecta para iniciar el emprendimiento, comparte con nuestros egresados que están en proceso de iniciar un proyecto, la importancia de especializarse, de hacer relaciones públicas y lograr transmitir un proyecto, teniendo un plan de administración que permita reinvertir en equipo y producción.

"Enseñar a usar la cámara es importante, pero aprender a ver, observar, mirar y descubrir, es esencial. Los grandes momentos son fugaces pero la cámara los puede volver eternos."

Para nosotros como Universidad Anáhuac es motivo de orgullo tener egresados que sean referentes de perseverancia y dedicación, cuyo compromiso también trascienda como empleadores de egresados Anáhuac y que además estén dispuestos a educar e impulsar a las nuevas generaciones, transmitiendo en todo momento un mensaje positivo y de aliento para su entorno.