El intercambio universitario que me abrió las puertas del mundo.

Cada año, 16,700 alumnos mexicanos se van a estudiar a otra parte del mundo, y ahora era mi oportunidad.

La oportunidad de conocer otra cultura te da las armas para ser el mejor profesional en un mundo globalizado.

Antes de elegir una universidad, tenía muy claros mis objetivos: quería prepararme profesionalmente en una escuela de calidad que me brindara la oportunidad de convertirme en una mejor persona, pero que también pudiera ofrecerme una beca para hacer un intercambio universitario.

Después de comenzar con mi educación universitaria estaba segura de cuál sería mi siguiente paso: ¡conquistar el mundo!

Tenía como opciones, 18 países a los cuales podía viajar, pero como lo que más me emocionaba era conocer Europa, me decidí por un intercambio en España. La Universidad Francisco de Vitoria, en Madrid, se convertiría en mi casa por un año.

Cada año, 16,700 alumnos mexicanos se van a estudiar a otra parte del mundo, y ahora era mi oportunidad. Formar parte de este grupo de alumnos, me ayudó a mejorar mi perfil de egresada con 5 cosas que experimenté durante mi estancia en España.

Ser alumna de intercambio estudiantil, fue una experiencia multicultural, pues no sólo conocí y experimenté algunos aspectos de la vida en Madrid, mis nuevos roomies me abrieron los ojos a cosas que suponía de sus países, pero que no del todo me eran ciertas. ¿Sabían que los chilenos dicen “ando con monos” cuando están enojados?

Convivir día a día con ellos me brindó la oportunidad de conocer otros idiomas: aprendí un poco de italiano, algunas frases en japonés; mientras que yo les enseñé cosas de nuestro idioma y… ¡mmm, la comida! Todos cocinamos platillos típicos de nuestro país de origen.

Mi sueño es un día poder construir complejos arquitectónicos que además de bonitos sean seguros, y asistir a la Facultad de Arquitectura y Diseño me dejó aprender con herramientas de última generación, así como un modelo de trabajo en equipo distinto al que había conocido hasta entonces.

La estancia en otra universidad es una experiencia académica enriquecedora, ya que no sólo aprendes de profesores y compañeros, sino también de egresados que ya están proyectando su trabajo en distintas partes del mundo, y que comparten contigo las bases para brillar en este mundo globalizado.

Estar en un país diferente te ayuda a comprender que cada realidad es distinta y los objetivos y logros de cada quien, alimentan el crecimiento profesional de otras personas.

Recibir una beca para hacer un intercambio universitario y tener la oportunidad de experimentar otro modelo educativo, es algo que te hace crecer mucho, es importante tratar de participar en todas las actividades lúdicas, artísticas, culturales, sociales y deportivas. ¡Es algo que alimenta tu vida escolar y crea relaciones para el futuro!

Además de la experiencia académica, tuve tiempo de recorrer España con mis nuevos amigos, conocer los puntos de interés de la ciudad e incluso viajar a algunos países cercanos para explorar un poco. ¡Cada día descubrí algo nuevo! El estar acompañada de personas originarias del país, hizo cada salida más divertida y enriquecedora. Nunca había vivido sola, lejos de mis padres, y ahora no sólo los había dejado por un año, sino que además estaba a una distancia en la que no podrían acudir en mi auxilio en cualquier momento. Me hice responsable de mí, aprendí a cocinar cosas más elaboradas, a ser más social y tolerante con las costumbres y hábitos de los demás, aunque me sentía muy segura en ese lugar, también aprendí a cuidar de mí.

Irme de intercambio universitario me cambió la vida, descubrí que soy capaz de hacer más de lo que imaginaba, aprendí de los expertos en mi área. Pisar otro espacio del mundo me hizo valorar muchas cosas y sentirme aún más comprometida para hacer con mi profesión un mundo mejor para el futuro.

La Universidad Anáhuac siempre estuvo ahí para impulsarme a perseguir mi sueño, confió en mis capacidades y me guió en el proceso, desde el momento en que comencé con el trámite hubo alguien a mi lado para orientarme hacia las mejores opciones, pensando siempre en el camino que me ayudara a llegar a donde me propongo.. Sin duda, un lugar que te empuja a formarte en todos los ámbitos, merece que regrese para compartir con ellos lo vivido y motivar a los demás a explorar sus habilidades en otro país.

Dense la oportunidad de conocer el mundo, abracen sus sueños y vivan esta experiencia que les puedo asegurar, ¡será inolvidable!

¿Quieres más información para vivir una experiencia de intercambio?