Pasar al contenido principal
México / Noticias / Educación y discapacidad intelectual: entre la utopía de una sociedad abierta y la praxis de una sociedad cerrada 

Educación y discapacidad intelectual: entre la utopía de una sociedad abierta y la praxis de una sociedad cerrada 

Educación y discapacidad intelectual: entre la utopía de una sociedad abierta y la praxis de una sociedad cerrada 

La Biblioteca de la Universidad Anáhuac México nos comparte artículos académicos sobre inclusión de personas con discapacidad en el contexto social.

 

En la Anáhuac contamos con el Comité de Accesibilidad para Personas con Discapacidad, que tiene como objetivo desarrollar y coordinar políticas, prácticas y una cultura que garanticen la plena inclusión de las personas con discapacidad en la Comunidad Universitaria.


En ese sentido, y con el objetivo de difundir conocimiento en torno al tema, la Biblioteca de la Universidad Anáhuac México nos comparte artículos académicos de universidades, organismos e instituciones sobre inclusión de personas con discapacidad en el contexto social.

 


Educación y discapacidad intelectual: entre la utopía de una sociedad abierta y la praxis de una sociedad cerrada

La educación es un derecho que debería ir acompañado de la existencia del ser humano; un derecho no es negociable, no es transferible y sí abre la posibilidad de que el individuo pueda acceder a saberes que, en el peor de los casos, brinden la llave para conocer que la pobreza descrita en los libros puede ser poética en comparación con la que se vive. 


Sin embargo, para la población con discapacidad intelectual es un privilegio acceder a ella y una ironía que solo se ve pasar para aquellos que en su entorno conviven con menos barreras actitudinales, estructurales e institucionales. 


La responsabilidad por generar las condiciones para el desarrollo de las personas con discapacidad es una demanda que, de no cumplirse, eliminará las posibilidades de que los colectivos puedan ser partícipes activos en ámbitos económicos, sociales y políticos, posibilitando la generación de políticas públicas transversales que eviten que el tema de la discapacidad sea tratado como solo de salud pública y atacado con medidas asistencialistas que solo generan políticas clientelares o paternalistas.  


La discapacidad intelectual se origina durante el periodo del desarrollo, manifestándose antes de los 18 años de edad. Se caracteriza por déficits en el funcionamiento cognitivo y adaptativo, que se expresa en las habilidades adaptativas conceptuales, sociales y prácticas. Así, estas limitaciones podrían reflejar una incapacidad (o restricción) del funcionamiento personal o del desempeño de roles/tareas esperadas socialmente debido a la influencia de variables contextuales; todo lo cual podría ser mitigado a través de intervenciones y apoyos que reduzcan las barreras que impiden las oportunidades, la equidad y la inclusión.


Las principales estrategias para el manejo de personas con discapacidades intelectuales son la atención médica general, el tratamiento de afecciones concomitantes, el tratamiento de los síntomas conductuales, la educación especial, la formación profesional y los apoyos comunitarios. 


Un estudio reciente mostró los efectos positivos de una formación inclusiva para la prevención del ahogamiento en personas con discapacidad intelectual, los cuales adquirieron competencias para aprender y recordar una secuencia de rescate acuático.


La educación es sin duda  un motor de desarrollo, un espacio de transformación y una oportunidad para ser parte activa  de la construcción social y cultural de este tiempo. Esta oportunidad se enmarca dentro de derechos humanos fundamentales que deben ser resguardados por los países, sus convenciones y leyes pero además por la propia sociedad que avanza en un discurso de apertura hacia lo nuevo y lo distinto, pero que en lo cotidiano perpetua normas y estilos históricos que carecen de creatividad inclusiva y la  transforman en una sociedad rígida, convencionalista y cerrada. 


Es misión tanto de los colectivos de pensadores locales, de profesionales y técnicos avanzar en una verdadera inclusión de personas con discapacidad intelectual, cada uno desde su espacio de desarrollo. La inclusión educativa, presenta una amplia variabilidad en el campo de la caracterización del proceso, por lo cual los actores: padres, docentes, comunidad local y regional, asumen enfoques diferentes


*ESTAY SEPÚLVEDA, J., Guillermo, SOTO SALCEDO, A., Gerardo, MORENO LEIVA, Germán, PEÑA TESTA, C. L., & CRESPO, J. E. (2019). Educación y discapacidad intelectual: Entre la utopía de una sociedad abierta y la praxis de una sociedad cerrada. Utopía y Praxis Latinoamericana, 24, 116-127. 

 

Para conocer el artículo completo da clic aquí

 

Por una cultura que garantice la plena inclusión de todas las personas con discapacidad en la Comunidad Universitaria, Comité de Accesibilidad para Personas con Discapacidad.


 

Más información: 
Comité de Accesibilidad para Personas con Discapacidad 
Lic. Gloria Castañeda Fuertes
gloria.castaneda@anahuac.mx 
Tel.: (55) 5627 0210 ext. 8329

Dirección de Biblioteca 
Coordinación de Vinculación 
Lic. Nancy Beatriz Medellín 
nancy.medellin@anahuac.mx

Tipo Noticia
COMPROMISO SOCIAL
Escuela o Facultad a la que pertenece
Noticia_institucional
Activado
Noticia Principal
Activado